Aceite Esencial de Incienso y Mirra

Proviene de la savia o resina seca del árbol Commiphora myrrha. Perteneciente a la familia de las plantas Burseraceae, nativa del norte de África y Oriente medio.

Aroma: dulce, seco, amaderado, balsámico y ahumado.

Propiedades: Antiséptico, regenera la piel, antioxidante, favorece la producción de colágeno, poder cicatrizante, anti estrías; suaviza, hidrata, nutre y aporta elasticidad a la piel. Anti inflamatorio, relajante, rejuvenecedor, antiarrugas, regenerador celular. Mantiene la piel sana. Equilibrante por naturaleza.

Usos: -Difusor: induce la calma y produce sensación de bienestar.



FORMULACIONES COSMÉTICAS:
todo tipo de piel. Geles faciales, sérum, pastas dentales, enjuagues bucales, perfumes, bálsamos, aceites para masaje, cremas corporales lociones, jabones CP y glicerina. Incienso. Se mezcla bien con aceites: lavanda, eucalipto, jazmín, sándalo o clavo, limón, enebro o toronja.

Dosificación:
- Cremas faciales y corporales: 0.2% al 4%. Se añade en temperaturas menores a 35ºC para evitar su degradación.
- Aceites para masaje: 0.5 al 2%.
- Jabones CP y glicerina: 3 al 5% del peso de la fórmula.
- Champús: hasta un 2% por kilo.
- Difusor: 3 a 6 gotas.

Advertencias:
posible sensibilidad de la piel. No usar en menores de 3 años. Si estás embarazada, amamantando o bajo cuidado de un médico, consúltalo antes de usarlo. Evita el contacto con los ojos, el oído interno y las áreas sensibles. Uso tópico. No ingerir.
NB Cosmética no se hace responsable ni del uso ni de la forma de aplicación de este producto.